Entrevista Revista Imagen

¿Quién es Aníbal Anaya? ¿Quiénes conforman tu núcleo familiar?

Soy nacido en la ciudad de Barranquilla (Colombia). Viví en España por dos años y regresé a Barranquilla, a los 16 años de edad me mudé para la gran urbe capitalina (Bogotá), donde estuve por otros ocho años. Después vine a Providence, Rhode Island por un lapso de un año larguito y de allí vine a Hialeah, Florida. Con todo este recorrido a través de mi vida, he conocido mucha gente y he  dejado atrás muchas cosas materiales. Esta inestabilidad domiciliaria me ha vuelto menos apegado a lo material y me ha obligado a valorar las cosas más sencillas de la vida.  Un buen café charlado con un amigo, las historias de cada persona, el sol de cada día y un buen libro. 

Soy perseverante en mis metas, eso me llevó a graduarme en un Bachelor en Administración de empresas en Florida National University, en la ciudad de Hialeah.

Soñador sin censuras. Amante empedernido de mi esposa Leonor Cristina y padre incansable de mi hijo Lucas, que a la fecha tiene 11 años de edad.          

¿Cuándo descubrió Aníbal que quería escribir?

Un día desperté en mi realidad que me absorbía y comencé a soñar de nuevo.  Entre mis estudios universitarios, trabajo, mi familia y quehaceres domésticos me di cuenta que mi vida estaba plagada de historias que bien merecían ser contadas y emprendí un viaje a la locura, comencé a escribir un libro, ¡como si no fuera poco todas las obligaciones que ya tenía!

Escudriñé en mi pasado y mi imaginación se encargó del resto.

Cinco años me tomó terminar  –Familias Prestadas- escrito solo en las madrugadas, porque era el único momento que tenía disponible, y es que cuando uno tiene una pasión, la oscuridad de la noche no es pretexto. Mi sueño ya no me dejaba dormir.

¿Cómo nace la idea de “Familias prestadas”?

En cinco años de escritura, hay muchas madrugadas en las que podía jugar con los personajes de la historia. Mario, quien es el personaje principal siguió la misma ruta migratoria mía,  no estoy diciendo que yo sea Mario, pero si me identifico un poco con el personaje, por su tenacidad a la hora de encontrar la felicidad. Después de todo ese vaivén de vida, donde Mario perteneció a muchas familias, pero donde nunca tuvo su familia propia, jugué un poco con varias palabras, hasta que la trama me llevó a lo que es hoy Familias Prestadas.

¿Cuáles son los retos más grandes que tuviste que enfrentar, cuando decidiste escribir este libro?

El primer reto fue el tiempo, mi vida estaba completamente llena de obligaciones, donde no podía cercenar a ninguna de ellas. Así que el primer perjudicado fue el tiempo de descanso.

Con la venia de mi esposa que pacientemente soportó mis momentos de ausencia. Mentales y físicas, porque mi vida se consumía en las hojas de la novela. Cada capítulo fue planeado quirúrgicamente para que calzara con hechos del pasado de Mario. 

Y la incredulidad de las personas que se enteraban que yo me encontraba escribiendo un libro. Porque tiende a desanimar un poco, por eso decidí callar hasta tenerlo terminado.

¿A quién está dirigido el libro?

A todo amante de la literatura. A aquel mayor de edad que disfrute saborear un buen libro descrito al dedillo cada detalle de la historia. A todos los soñadores  que erróneamente somos tildados de locos. A todo aquel que persiga el ser feliz.

¿Qué es lo que más te ha gustado de haber escrito este libro?

La historia en si es muy fantástica, en ciertos capítulos casi que aberrante pero fascinante. Me gocé de principio a fin cada personaje, pero lo que más disfruté fue el hecho de un trabajo cumplido, de un sueño hecho realidad, de una meta alcanzada.

¿Podemos esperar más libros de Aníbal Anaya?

Descubrí que escribir es adictivo, la pasión de crear personajes y la sensación de mover sus vidas es única en su género, por eso ya me encuentro en la fase final de mi siguiente libro, titulado “La Raíz del Mal” donde los problemas psicológicos quedan al descubierto en una forma trivial.

¿Qué significa para ti Hialeah?

Imagínate que  Hialeah me acogió cuando yo no era nadie y me encontraba pasando por uno de los momentos más críticos de mi vida. Me dio la educación porque soy graduado de FNU, orgullosamente de Hialeah. Me dio una mujer fantástica, que es hoy mi esposa, y vio nacer a mi único hijo. Yo creo que después de todo esto en mi vida, no hay mucho que decir, solo que estoy eternamente agradecido con esta ciudad por haber hecho de mí un hombre productivo y feliz.

¿Qué mensaje quieres compartir con nuestros lectores?

Quiero regalarles a los lectores el mensaje de luchar por todo aquello que uno ama.  De no solo dejarse llevar por las rutas de la vida, viviéndola porque sí y ofreciendo excusas por haber dejado sus sueños olvidados. Un mensaje envuelto, codificado, embadurnado de  realidad. Un mensaje que a medida que vayamos desenredando la madeja de la historia, se ira develando por sí solo. No hay que dejarse vencer, con las metas claras, el camino se va labrando solo. 

Anuncios

Autor: anibalanaya

Barranquillero, licenciado en administración de empresas, escritor y presentador del programa cultural “Socializando con Anibal” transmitido por la emisora digital currambaestereo.com viernes 7:00pm hora de Miami.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s